3 de abril de 2008

La caligrafía

caligrafía.
(Del gr. καλλιγραφία).
1. f. Arte de escribir con letra bella y correctamente formada, según diferentes estilos.
2. f. Conjunto de rasgos que caracterizan la escritura de una persona, de un documento, etc.

Cuando entro a dar Inglés en la clase de los de sexto y hay algo escrito en la pizarra, siempre pienso lo mismo: qué maravilla de letra tiene Manuel, mi compañero de 6º. Es perfecta, las efes, las zetas, todo. Es tan bonita que, antes de borrar, lo comento siempre a los alumnos: qué envidia me da no tener una letra tan bonita. No quiero disculparme, ni buscar excusas, pero Manuel, que es de mi quinta, lleva toda su vida de maestro, y yo he estado veinte años en un paréntesis. Aún así, en mis primeros años de maestro mi letra era tan fea como la de ahora. Todos estos años escribiendo en el teclado no han empeorado mi caligrafía, pero, claro, no ha mejorado nada. A pesar de que me esfuerzo, principalmente porque tengo dos alumnos que acaban de aprender a leer, cuando escribo en la pizarra y luego miro lo escrito desde el fondo del aula, compruebo con cierto desasosiego que debería mejorarla. Exactamente lo mismo que les digo a mis alumnos cuando compruebo sus cuadernos.

Este año estoy aprendiendo mucho. Aprendo cosas que aplicaré el año que viene. No hace falta que venga mi jefe a decírmelo, noto rápidamente lo que funciona y lo que no funciona, o lo que debería funcionar mejor. Y una de esas cosas es mi caligrafía. Y recuerdo a mi señorita Victoria, estando en Párvulos. Mi mamá me mima era la expresión pictórica de la perfección. Te mimase o no tu mamá -la mía me mimaba mucho, y aún lo sigue haciendo- aquella caligrafía, con curvas y rectas tan bien formadas, se proyectaban desde la pizarra hacia todos nosotros. Así comenzamos a aprender lo que estaba bien, y lo que estaba mal.

¿Quién se acuerda de esta imagen?

11 comentarios:

mjq dijo...

No creo que tu caligrafía sea peor que la mía (por tomar apuntes rapidamente), ni yo misma me entiendo a veces; con la cantidad de cuadernos de Rubio que haciamos en el colegio en los años 70: se los sigo comprando a mis hijos en verano.

esther dijo...

Yo me acuerdo. Si quieres mejorarla, ya sabes, los cuadernos de rubio de toda la vida, los de número a partir del diez y tantos... Por otra parte, siempre es bueno mejorar lo que se quiere mejorar. Y mucho mas bueno que tu mamá te siga mimando.

Rodros dijo...

A mi me aburrían sobremanera los cuadernos de caligrafía. Tanto que a veces me dedicaba a sabotearlos. Una día me pusieron un NM por hacer que los palos de las emes de mi mamá me mima llegaran hasta la parte de abajo de la hoja.
He de decir a tu favor que escribir en la pizarra no es lo mismo que escribir en un papel. Por cierto, cómo borráis las pizarras en Cadalso? Aquí en Alemania tienen un cubo de agua con una esponja y luego una especie de limpiaparabrisas para "retirar" el agua sobrante.

Paco Bernal dijo...

Los chavales de ahora siguen haciendo los cuadernos Rubio? Joé, qué antigüedad. Yo, cada vez que veía Ben-Hur, la parte de las galeras, me acordaba de aquellas cosas. Y de lo de copiar cien veces...
Vengo de comer un octavo de tortilla de patatas (ni un pincho) a la astronómica cantidad de cinco con ochenta euros. Sólo de pensarlo, casi no lo disfruto...

Cat-A dijo...

Yo me acuerdo perfectamente. Una cosa, tu letra no es tan fea.

Mújol dijo...

Mmm... cubo de agua y limpiaparabrisas. Estos alemanes, siempre por delante. (Excepto esta noche, con el Getafe). Han pasado cuarenta años, 40, y los borradores de las pizarras son los mismos. Exactamente los mismos que de vez en cuando usaba de proyectil contra nosotros el padre Jaime. La única diferencia es que ahora sólo los usamos para borrar. Para borrar y dejarlo todo perdido de tiza. Pero lo del limpiaparabrisas me ha gustado. Creo que hay uno en la tienda de los veinte duros del pueblo.

con Ka dijo...

Pues mi profe de alemán tiene cubo, pero con una esponja de esas de limpiar coches, así, cuadrada y enorme. Y la pizarra queda perfecta y él no acaba cubierto de tiza.
:)

La verdad es que nos quejamos mucho de la lestra de médico, pero creo que a todos los que tuvimos que tomar apuntes durante años nos irían bien un par de cuadernos Rubio durante las vacaciones...

Irreverens dijo...

Pues mi letra no era muy mala pero desde que escribo siempre en ordenador es sencillamente ininteligible.
:(

¿Por qué no se pasa a las pizarras tipo vileda? Las blancas con los rotuladores... En mi facultad teníamos éstas.

Besos sin tiza
:)

esther dijo...

Tengo que entrar otra vez para animaros. Yo también tomé muchos apuntes, y mi letra es bonita, es mas, mis mayúsculas son una pasada. De vez en cuando, tengo un trabajito rellenando diplomas de participantes en competiciones de golf en Marbella...(estos ricos...). Es decir, no excuséis la mala letra por la toma de apuntes, no vale, ni por escribir en el ordenador, tampoco vale. Si te gusta la caligrafía, como me pasa a mi que me chifla, la practicas, la disfrutas y la mejoras. Venga, a practicar, sobre todo con pluma, después o mientras tanto, con lápiz. El boli también vale, pero es lo que menos encanto tiene. Abrazos.

Rodros dijo...

El uso del borrador como proyectil lo viví yo hace exactamente 16 años. No en mis carnes afortunadamente. Estan locos estos anglosajones!

geminisdespechada dijo...

qué bonita es la caligrafía en general.. y, casualmente, la de los ingleses en particular.. seguro que tienen un método mejor que los cuadernos rubio...

espero tener tiempo de leer muchas de tus entradas hoy, porque me parece un blog muuuuy interesante :)