10 de abril de 2008

El filántropo

filántropo, pa.
(Del gr. φιλάνθρωπος).
1. m. y f. Persona que se distingue por el amor a sus semejantes y por sus obras en bien de la comunidad. U. t. c. adj.

Muy distinguido señor:

Como ya es de su conocimiento, me permito ponerme en contacto con usted para comentarle mi situación, con la esperanza puesta en que, dado su interés por la educación pública de calidad, y vistos los escasos medios con los que la escuela cuenta, tenga a bien tratar de satisfacer nuestras necesidades, si no totalmente, sí al menos en lo que concierne a la dotación de herramientas multimedia para el aula.

No queremos sustituir la pizarra por una pantalla. Lo que queremos es tener una pizarra más grande, una pizarra que ocupe toda la pared, desde el suelo hasta el techo. Además, en la misma pared, queremos tener una pantalla de proyección que podamos subir y bajar, siempre que la tarea en cuestión lo requiera.

Además, necesitamos un videoproyector colgado del techo, con un mando a distancia para poder encenderlo, y cuya conexión esté situada en la mesa del profesor. Eso me permitiría proyectar la imagen de mi ordenador en cualquier momento, sin tener que ir mesa por mesa mostrando a mis alumnos la imagen.

Por otro lado, también necesitamos tener cuatro altavoces autoalimentados, de calidad suficiente, situados en cada esquina del aula. Como en el caso del videoproyector, la conexión de audio estaría también disponible en la misma regleta de conexión que la mencionada para la señal de video, en la mesa del profesor.

Como ya habrá imaginado, dada su amplia experiencia en actividades filantrópicas de este estilo, nada de esto tendría sentido sin una conexión a Internet de banda ancha, con velocidad suficiente para poder ver sin dificultad una señal de video on-line.

Los mapas, el proyector de diapositivas, las filminas del Padre Jaime, el proyector de Super8, el retroproyector, el proyector de opacos, y el resto de equipamiento del siglo pasado podrían pasar a formar parte del Museo del Cole que usted tiene previsto crear.

Como habrá comprobado, no le solicito ningún ordenador, ni para mí, ni para mis alumnos. Aunque sería deseable, entiendo perfectamente la limitación del presupuesto, incluso teniendo en cuenta su desahogada economía. Yo podría seguir trabajando con mi mac, y mis alumnos con sus lápices, sus libros y sus cuadernos.

Tampoco incluyo en esta carta ninguna solicitud en cuanto al software. El motivo no es que no valore el trabajo de los desarrolladores. No lo hago porque, estando obligado a elegir, no me cabe ninguna duda. Prefiero un videoproyector a 20 paquetes del Office. No se preocupe usted, ya me las apañaré. Y no estoy sugiriendo, aunque lo parezca, mi intención de hacer copias ilegales. Yo mismo, como sabe, también fui desarrollador de software, y nunca cobré derechos de autor. Pero no puedo sacar partido de ningún software sin el mínimo equipamiento adecuado. Ni siquiera del software gratuito, o libre de derechos.

Como ya le comenté, todo este equipamiento sólo tendría un objetivo: mejorar la calidad de la enseñanza, desde el punto de vista objetivo de la eficacia. Como a usted mismo le he oído decir, la eficacia es la base de la economía. Y tengo claro que no hay nadie mejor que usted en eso.

Quedo enteramente a su disposición para ampliar cualquier detalle.

Atentamente,

Mújol, maestro de Primaria.

11 comentarios:

Irreverens dijo...

Chico, pues a mí me has convencido.
A ver qué dirá el filántropo...

esther dijo...

¿Dónde hay que firmar para apoyar tal petición? creo que firmaríamos bastantes personas. Y, a veces, es verdad lo de que la unión hace la fuerza. A mi también me has convencido.

Paco Bernal dijo...

Criaturica...Qué lástima. Yo también firmo, venga.
Aunque, ¿Sabes con qué cosa hacíamos en mi época los "listenings" de francés? Con un magnetofón (mono).
Recuerdo a mi profe (Don Luis) haciéndonos dejar las orejas para escuchar canciones de Edith Piaf (es que era un clásico, el hombre). De los cuarenta que éramos en la clase, o te ponías cerca del chisme o rien de rien.
Decían las madres comentando la penuria:
-Hija, pero el que quiere aprender...Aprende con lo que sea.
Es una pena que haya que todavía que pedir cosas tan elementales para poder enseñar cosas a los chavales.
Abrazos,
P.

Mújol dijo...

Pues eso, oooh, rien de rien...

mjq dijo...

Yo también firmo, aunque ya puede ser espléndido el filántropo, y ser amigo tuyo, porque lo que es en medios de la Escuela Pública...
El otro día ví en la tele un colegio en el que los alumnos en vez de libros llevaban pizarras electrónicas, sé que a mi hija la encantaría.

Cat-A dijo...

Me gustaría más que todos lleváramos un portátil...
¡Cómo molaría tener todas las cosas que tu has dicho!

Firmo:

Cat-A

esther dijo...

Aprovecho tu blog para recomendaros un libro escrito hace poquitos años por una amiga: "Ibamos a ser reinas", de Nuria Varela, colección crónica actual, ediciones B. Teniendo en cuenta que tu sitio es un buen lugar para hablar de cuestiones educativas, considero la lectura de este documento muy recomendable. Son historias reales, como la vida misma, doy fe de ello. Abrazos.

esther dijo...

Añado: Hay una edición de bolsillo, mas asequible, Punto de lectura actualidad.

geminisdespechada dijo...

pues que tengas suerte, porque al paso que va la burra... aunque yo firmo también, que conste.

Chedor dijo...

Bieeeeeen..... !!!
¡¡¡ Yupiiiiii.... !!! Pero que sean para todas las clases, porfa. Me apunto y firmo donde haga falta.

Clandestino dijo...

Hola soy el filántropo.
Rechazo todas sus peticiones por parecerme injustas y sobre todo innecesarias. Además, Internet es un elemento de ocio, y el tema de los altavoces..., en fin, dejémoslo a parte.

Algo así más o menos, seguro que piensa el fulano de tal.

Eso sí, Clandestino firma.