18 de abril de 2008

Año 2030

El hombre ha encontrado por fin una fuente de energía limpia y sostenible. Ha aprendido a conservar los recursos naturales, ha aprendido a respetar las razas, las religiones, los sexos, las ideas.

Madrid es ya una capital donde todo el mundo va en bici. Es miércoles, y como todos los miércoles, me dirijo a escuchar una conferencia en el Salón del Maestro Jubilado. Hoy, un joven de unos treinta años presenta su libro. Un libro escrito en dos lenguas: el árabe y el español. Me coloco en las primeras filas, y cuando el joven escritor sube al escenario me quedo paralizado. Es él, no hay duda. Termina la conferencia y me encamino a saludarle. Entonces, saco este papelito de mi cartera, y se lo muestro. Un papelito que me dio, doblado, un viernes, en el mes de Abril del año 2008.

Soñar no cuesta nada.

13 comentarios:

Rodrigo dijo...

Jo, no sé que es esto que me sale por el rabillo del ojo.

Rodrigo dijo...

Bueno, sí lo sé. Pero me río, eh? Me río.

geminisdespechada dijo...

Desde luego, lo más bonito es soñar. Conserva siempre ese papel, lo necesitarás me temo... Un beso y buen fin de semana.

Clandestino dijo...

Joder. Tengo la impresión que nunca en tu vida profesional (en el ámbito privado) has tenido una satisfacción igual.

Y ganando mucho menos dinero.

mjq dijo...

Espero que tu sueño se haga realidad.

Chedor dijo...

Ángel, me has puesto los pelos de punta

esther dijo...

No puedo comentar algo tan emocionante y precioso como lo que has escrito. Está todo ahí. Por mi parte, gracias por dejarme participar de esa nota escrita a mano por tu alumno, pues doy por hecho el mérito que encierra.

con Ka dijo...

Qué sencillo y qué bonito.
Guarda el papelito y en el 2030 nos cuentas :)

Irreverens dijo...

Por mí que incluso vas a flipar más en el futuro.
:)))

cat-a dijo...

Lo ha escrito Oualid, no?

Belén dijo...

Es la primera vez que te escribo, no había entrado nunca aquí y veo esto...

Joe, como dice el anuncio, para todo lo demás...

Pedazo sueño :)

Besos!

Mariano Zurdo dijo...

Ahora recuerdo las conversaciones que teníamos durante la comida en el zulo. Siempre te decía, no para animarte sino porque lo pensaba de verdad, que un cambio te vendría genial. Pero jamás imaginé que tanto.
Disfrútalo cada día, entre los momentos difíciles que irán surgiendo.
Besitos/azos.

d. dijo...

Siempre conmovedor y siempre alumbrándonos un poco, Mújol. Le mando esto a m. en seguida. Como te decía el sábado en la radio, es precioso lo que estás haciendo.