24 de abril de 2008

Hoy, de excursión

Eso decían ellos, "nos vamos de excursión", pero más que una excursión, ha sido una visita a la Feria de Madrid, en una exposición llamada Madrid es Ciencia. Como me temía que estaría lleno de gente, y así ha sido, he pasado el día más preocupado de que no se me perdiera ninguno que de poner el mínimo interés en los expositores. En el único que he podido prestar unos minutos de atención ha sido en el stand de la Expo de Zaragoza, donde me han obsequiado con alguna documentación y un par de posters. Pero nada más, el resto del tiempo, haciendo recuento mental cada cinco minutos, e insistiendo que no se separaran del grupo. Como soy, quizá, un poco paranoico, me daba terror pensar que subíamos al autobús y me faltaba alguno. Me siento más relajado si vamos al campo; imaginad a varios miles de niños y adolescentes de un stand a otro pidiendo bolsas, posters, bolígrafos o cualquier otra cosa. En uno de ellos, creo que de la Comunidad de Madrid..., estábamos más o menos agrupados cuando ha sucedido lo que yo me temía. He visto a un chaval vestido con una camiseta con el logo de la Comunidad de Madrid, identificado claramente como alguien perteneciente al stand. Llevaba una caja de cartón enorme. En el centro del stand había una urna de metacrilato y dentro unas pocas pelotas de goma. Se ha acercado a la urna, y ha esperado a que hubiera suficiente gente alrededor para volcar la caja sobre la urna. De repente, una enorme montonera de chavales, algunos grandes, otros pequeños, se han abalanzado sobre la urna, y algunos han caído al suelo empujados por los demás. Entre ellos, algunos míos. Afortunadamente no ha pasado nada (algunos han conseguido coger cuatro pelotas, otros ninguna), pero la urna se ha roto en pedazos, y las bolas han salido rodando por el suelo. El susto ha sido mayúsculo. Y la estrategia de la gente del stand, lamentable.

Mis alumnos han disfrutado, pero yo no. Prefiero las excursiones de toda-la-vida, al campo, a contemplar esta fantástica primavera. Por cierto, hace tiempo os mostré una foto del pantano. Como, por fin, ha subido, ayer hice otra.

8 comentarios:

Passatino dijo...

Acabo de volver de Estrasburgo. Saludos atrasados de todos los días que no he podido entrar en tu bloj. Espero que no me hayas puesto falta, puedo traer justificante ;-)

mjq dijo...

¡Vaya!, no suena tan gracioso como cuando me lo han contado esta tarde; de todas formas, los niños se lo han pasado muy bién.

Anónimo dijo...

Los que veíamos ese mogollón nos estábamos partiendo el culo.
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJA
(suspiro)JAJAJAJAJAJ....

Podríamos subir a la peña.

Me ha gustado mucho la "excursión"...
JAJAJAJA...

cat-a dijo...

ese "anónimo" soy yo, es que me he equivocado.

Irreverens dijo...

No hay color, Mújol, no hay color.
Para mí una excursión SIEMPRE es al campo, al monte, a la montaña.

Lo demás son visitas culturales, lúdicas, etc.
:)

Por cierto, qué hermoso está el pantano. Y cómo me alegro de que esté tan llenito.

Petons

Rodrigo dijo...

Qué foto tan bonita! Ahora sólo falta que nos digas que la has sacado desde la ventana de tu dormitorio :)

Y aunque nunca haya vivido una experiencia excursioncil como la que relatas, creo que estoy cerquita de poder imaginarme cómo podría ser... y pufff... menudo marroncillo ;)

cat-a dijo...

Antes de que lo diga Mujol, lo digo yo.
YA ESTÁ PUVLICADO EL 5º NÚMERO DE EL CORREO DE CADALSO, pero sin fotos. Ya las pondrá...

cat-a dijo...

perdon, publicar es con b, es que escribo muy deprisa...
perdon...