5 de noviembre de 2007

La envidia

Como todos los lunes, uno de los consuelos que yo me busco -cada cual tiene los suyos- es que al menos tengo el dominical de El País intacto, listo, como yo, a comenzar la semana. Y esta semana Javier Marías habla sobre la envidia. Escribe acerca de lo que todos reconocemos como el defecto nacional (o internacional).

A última hora, después de estar con mis alumnos todo el día, me voy a 5ºA (la otra clase de 5º) a dar Inglés:

Good morning
- Dani:
"Good morning profe. ¿Has visto lo que ha hecho Iñaki? Ha construido un volcán, como el que sale en el libro de cono, mira."

(Iñaki me enseña un volcán precioso, hecho con arcilla y luego pintado, sobre un contrachapado. Ha traído incluso bicarbonato para simular la erupción).

A ver si tenemos tiempo al final de la clase y lo veo. Me encantaría verlo.

(Pero en mi clase. Me encantaría verlo en mi clase. Luego, hablando con Julio, su tutor, me ha explicado que lo han puesto en el suelo, protegido con papeles, y que ha sido todo un éxito).

Pues eso, el defecto nacional. Soy campeón de España.

_______________________________________________

Ah, permitidme una cosa. Ya comenté que leímos un día en clase los comentarios que -tan amablemente- pusisteis (y que, en nombre de mis alumnos, os agradezco a todos). Estamos ya preparando el segundo número de jejejeje, El Correo de Cadalso. No me vendría nada mal que, antes de publicar el segundo número, tuvieran algún comentario más.... Muchas gracias.

8 comentarios:

esther dijo...

Dejando envidias a un lado...Con Javier Marías, (uno de mis autores favoritos), me he llevado yo una decepción bastante contundente. Arturo Perez Reverte, (otro de mis autores), escribió hace poco un artículo en el que contaba una charla que había tenido con su amigo Marías mientras paseaban por Madrid...charla machista, por parte de ambos, de la que nació el artículo machista...No me lo podía creer pero, por increíble que parezca, lamentablemente es cierto lo que estoy diciendo. Con la cantidad de libros que tengo de ellos...!!!

Mariano dijo...

La envidia es la capa superficial del deseo, de desear lo que no tenemos. Es muy humana más que nacional. Lo que quizás sea nacional sea la mala baba que genera la envidia.
¡Cadalso ataca de nuevo! Estaremos pendientes.

Clandestino dijo...

Envidia?? No sé de qué me hablas.

Machismo Esther? Bueno, eso sí sé lo que es, aunque no siempre lo identifico, y a veces incluso se me escapa algún comentario con ramalazos de eso...

Supongo que es culpa de la cultura de este nuestro país españa. Como me mola escribirlo con minúsculas.

esther dijo...

Hola clandestino, por si quieres buscarlo, te cuento que está escrito por pérez reverte (también con minúsculas, que me encantan) el 22 de julio en una columna titulada "mujeres como las de antes" que se publicó en la revista XL SEMANAL...con mayúsculas, porque tiene tela tal publicación...y mira, ramalazos de machismo y/o feminismo se nos pueden escapar a tod@s, pero el artículo no es un escape, es una estampida de escapes, en serio.

n4rk0 dijo...

una envidia sana es la que me entra al recordar lo que se ve desde tu terraza, un temblor de borreguitos que cruzan el burguillo hacia la otra parte...

un saludo narkotizado y hasta la próxima!

Envidio con roquefort dijo...

Sobre Marías y Reverte su colega (de profesión) Reig escribió en su blog un post que no tiene desperdicio.

http://hotelkafka.com/blogs/rafael_reig/2007/10/dios-los-cra.html

Por cierto, la envidia no es mala mientras no haga el papel de poli malo.

Anónimo dijo...

Hay dos tipos de envidia: la sana... y la cochina envidia.

¡Viva la sana endivia... digo envidia!

esther dijo...

Gracias envidio. Voy a buscarlo y a leerlo, ya te diré.