6 de noviembre de 2007

La primera salida

Hoy no hemos tenido clase en el aula. Hemos ido andando a una cantera que hay cerca del pueblo, y hemos aprendido, entre otras cosas, que su nombre correcto es "explotación minera a cielo abierto". Nos ha recibido un chico joven, asturiano, e ingeniero de minas.

Pedro, uno de mis mejores alumnos, no ha venido hoy. Ya me avisó su madre que no vendría a la cantera.

El ingeniero de minas:
"...y mi función aquí es principalmente comprobar que todo se hace según los procedimientos establecidos, según marca la ley. ¿Tenéis alguna pregunta?"

Ricardo (otro alumno mío, primo de Pedro):
"Sí, ¿qué pasa si se muere alguien?"

El ingeniero de minas:
"Bueno, si hay un accidente de ese tipo, hay una serie de expertos que vienen y analizan con todo detalle las causas, e investigan si se siguieron todas las normas de seguridad".

Ricardo:
"Pues mi tío se murió aquí."

(Hemos terminado la charla, hemos visto cómo se parte la piedra con cordón de pólvora -le he preguntado al amable ingeniero si tenían bien guardada la Goma2 y me ha dicho que sí-, y después hemos estado en un fantástico pinar el resto del día. Siento mucho que Pedro no haya venido, pero lo comprendo perfectamente. Mañana será otro día, y estará de nuevo en su mesa, como todos los días).

3 comentarios:

Clandestino dijo...

Joder, impresionante la historia. Me ha impactado.
Bonita excursión a pesar de todo.

esther dijo...

Me he quedado sin palabras.

Mariano dijo...

Un abrazo para Pedro.