22 de noviembre de 2007

Preparando la fiesta del colegio

El otro día tuvimos una reunión todos los tutores con la directora, y la jefa de estudios. Entre otros temas del orden del día, figuraba el de la fiesta de Navidad. Según me explicaron, todos los años, el día antes de las vacaciones -tengo un sueldo de mierda, pero el día 21 me voy de vacaciones. Increíble. Hace veinticinco años que no tengo vacaciones en Navidad- todas las clases vamos al polideportivo, y cada clase hace un baile. Un baile, sí. No una pequeña representación de teatro, ni una lectura de versos, ni nada que tenga que ver con hablar, porque -según me cuentan- no se oye bien, y los padres y madres quedan defraudados.

Yo, como todo el mundo, tengo muchas limitaciones. Y entre ellas están la torpeza manifiesta para la expresión plástica y la danza. En Magisterio, hace... más de veinte años... aprobé la asignatura porque cuando hubo que bailar y cantar, yo me apunté a tocar la flauta. Por eso me salvé. ¿Y ahora qué hago?. Uno a uno, todos los tutores y tutoras fueron explicando en la reunión qué tipo de baile iban a hacer. Algunos, los más pequeños, hasta con disfraces incluidos. Me tocó hablar a mí, y lo único que se me ocurrió fue decir que aún estaba pensándolo.

Hoy, nada más empezar el día -y aprovechando que antes de empezar su nivel de atención es más alto- les he contado a mis alumnos lo de la fiesta. Y les he preguntado si tenían pensado algo. Me han dicho que sí, que quieren bailar la canción de Melendi.

(de repente, sin saber aún de qué canción se trataba, me he imaginado una representación de todos mis alumnos haciendo que van en un avión, y uno de ellos hace de Melendi....)

Les he pedido que me cantaran un poco la canción, y ... te cagas. Es la de "Me gusta el fútbol porque soy, dios en casa por un día, sentadito en mi sofá, veo la champions y la liga, no quiero perderme nadaaaa, del domingo y su jornadaaaa..."

Así que eso es lo que tenemos que bailar. Y no tengo la más remota idea de cómo hacerlo. Si a alguno de vosotros se le da bien la coreografía, le invito a mi casa a cenar.

9 comentarios:

Clandestino dijo...

Tranquilo por eso. A mí se me da de puta madre bailar, así que te enseñaré.
Qué hay de cena?

Mariano Zurdo dijo...

Oye, que mientras Clandestino te enseña unos pasitos, pues que yo me apunto a la cena. Para haceros compañía. Y para descojonciarme un rato, de paso.XD

esther dijo...

Eso es lo mío, mújol, tu lo sabes!!Mi pequeño problema es que vivo en Torremolinos...Pero ya veo que clandestino te va a ayudar. De todas formas, voy a Madrid el lunes hasta el lunes siguiente pero, aunque me encantaría, no creo que pueda ir ni a verte, ni a coreografiar ni a cenar. Vaya!

Mújol dijo...

Esther, si conocieras a Clandestino, sabrías que tiene las mismas habilidades para bailar que yo. O que una encina.

esther dijo...

jajajajaja...!!Que me parto!!!

Mariano Zurdo dijo...

Mújol, falseas la verdad. Una encina al menos está clavada al suelo y no se puede caer. Clandestino se puede caer y se caerá. Seguro. XD

Rodros dijo...

Yo recuerdo tener que hacer "bailes" en educación física y era horrible porque lo único que sabía hacer era dar volteretas.
Puedes enseñarles un par de videos de Derviches turcos y poner a tus niños a dar vueltas y vueltas hasta que alcancen un trance que les permita llegar al Nirvana.

Clandestino dijo...

Protesto enérgicamente contra los comentarios vertidos hacia mi persona en referencia a mis capacidades para el baile por parte de Mújol.
Yo soy un gran bailarín, Esther, bailé con Michael Jackson cuando éste estaba en los Jackson five.
Me llevaré las mallas y los calentadores a tu casa para entrar en acción.

Mariano Zurdo dijo...

Clandes, iba a decir que nos evitaras de ese espectáculo, pero vamos, que rectifico, y ahora sí que me apunto a las clases.
Descojonciado me hallo.