8 de mayo de 2008

El detector

- Profe ¿puedo ir al baño?

Una pregunta muy frecuente, algunas veces demasiado frecuente. Además, está comprobado empíricamente que si permites que alguien vaya, inmediatamente se producirá la reacción siguiente:

- Profe ¿y yo?

La cuestión está, queridos futuros maestros, en saber si la pregunta es sincera, porque tienen necesidad real de ir, o simplememente pretenden darse una vuelta, y volver a clase lo más despacio que puedan. Hace tiempo una compañera de 1º curso me contó que un día, ante esta pregunta, y teniendo en cuenta que era alguien que la hacía con demasiada frecuencia, se negó diciendo algo así como:

- No, ya está bien de ir al baño.
- Profe, es que me meo.
- Ya, pues no vas a ir, así que tú verás, como no lo hagas en la papelera...

Y, según parece, aquel niño lo hizo. Se bajó la cremallera del pantalón y lo hizo en la papelera.

Así que desde hace tiempo, casi desde principio de curso, yo utilizo un procedimiento infalible para saber si de verdad quieren ir al baño. Cuando lo usé por primera vez -simplemente se me ocurrió en aquel momento-, no pensé ni por un segundo que fuera a funcionar; pero lo cierto es que funciona, al menos a mí. Si algún alumno me lo pregunta (sólo lo hago en mi clase, con los de sexto no funciona), cruzo su dedo índice con el mío. Entonces, con los dedos así cruzados, cierro un momento los ojos, luego los abro y miro los suyos fijamente. Después, decido: si de verdad tienen ganas de ir, van.

Funciona tan bien, que algunos de ellos me lo piden y se someten voluntariamente al detector, ofreciéndome su dedo para la prueba. Hoy, por ejemplo, uno de ellos me lo ha pedido. El detector me ha indicado claramente que no era una necesidad real, y me he negado. Él, sonriendo abiertamente, ha vuelto a su silla y me ha preguntado:

- Profe, ¿cómo lo sabes?

Adjunto aquí la foto del detector. Una maravilla de la técnica.

9 comentarios:

Irreverens dijo...

¿Oye, y ese detector tan fantástico sirve para más cosas?

:)

Lo flipo.

cat-a dijo...

pero, cómo lo sabes?

esther dijo...

Yo os lo digo: Mújol, desde pequeño, ya era muy mago. Conozco esa mirada que deja clavada en otros ojos cuando quiere leer algo mas... y vaya si lo lee!

Chedor dijo...

Es muy fácil, Alba: ¡Tu profe te lee el pensamiento! Es algo que saben hacer ciertas personas con poderes...

Passatino dijo...

This is weird, man.

Rodros dijo...

Te lo resumo en dos caracteres :D

esther dijo...

mújol, chafardera y passatino, esta noche, desde Atarfe, con Roger Waters (y mis hermanos Rafa, Delia y Ramón-mi cuñao-), os tendré en mi corazón y en mi pensamiento sin ninguna duda... I wish you were here...

mjq dijo...

¡Enhorabuena!, ya he visto la nueva edición escrita del Correo de Cadalso y a tu nuevo redactor.

Hilda dijo...

Llego a tu blog saltando de uno a otro (de cocina)... y aquí estoy embobada sonriendo..
Enhorabuena...
Es una lástima que no haya mas "Maestros" como tu...

Besos

Hilda