4 de junio de 2008

El número final de El Correo de Cadalso

Esta tarde me contaba mi hija por teléfono que tiene que hacer un documental para la televisión de la UNED sobre la llamada web social. A mí no me molesta ese nombre -podría ser ese como cualquier otro-; simplemente me parece la evolución lógica del mayor fenómeno de comunicación que el ser humano ha tenido desde la invención de la imprenta. No creo que debamos distinguir distintos caminos por los que internet haya transcurrido desde sus inicios. Cuando, hace ya muchos años, descubrí por primera vez internet -fui un privilegiado-, supe desde el principio que sería una herramienta genial para los niños. Había dejado la docencia hacía ya muchos años, pero eso no me impidió darme cuenta: justo al contrario, pude dedicarme con todo el entusiasmo y la dedicación a construir una web dirigida a niños y niñas de todo el planeta: niños y niñas hispanohablantes.
La web social, o la web 2.0, o simplemente internet, ha dado voz a muchos de nosotros, que de ninguna otra manera hubiéramos podido compartir. En aquella editorial en la que trabajé decíamos que aprender es compartir, que aprender es participar, que aprender es descubrir. Si tuviera que explicar a alguien qué es internet, no se me ocurre una idea mejor: compartir, participar, descubrir.

Cuando en este curso entré por primera con mis alumnos al aula de ordenadores, con el propósito de hacer el primer número de El Correo de Cadalso, ya os conté el caos que se creó. Usuarios y contraseñas incorrectas, fallos de conexión, "profe que me sa ido to lo que he escrito", etc, etc.

Esta mañana hemos ido para redactar el último número del periódico de este curso. Cada uno se ha sentado en un ordenador, y nadie me ha preguntado nada (excepto millones de dudas ortográficas). Han escrito su artículo, y se han despedido de todos vosotros, queridos lectores, hasta el año que viene.
En materia de educación, internet no es un lujo, es una necesidad.

Echad un vistazo, por favor. Son niños y niñas que comparten sus experiencias con el mundo. Seamos optimistas, y pensemos que el mundo estará encantado de compartirlas con ellos.

10 comentarios:

C. F. TKM. -CORAL- dijo...

1 COSA MÚJOL, POR QUE ME PONES ESA FOTO EN EL CORREO DE CADALSO ?
ES QUE ESA NO QUIERO, POR QUE TENGO CARA DE SUBNORMAL.

cat-a dijo...

ESO MISMO DIGO YO, JOER:(

geminisdespechada dijo...

venga, no os pongáis así que salís bien!! además, lo importante es lo que está escrito no? a mí me ha encantado :)

Rodrigo dijo...

Hay que reconocer que el ángulo de la cámara integrada en el Mac no es el óptimo pero tenéis todos cara de estar pasándolo bien, que es lo importante!!

Mújol dijo...

El mundo estará encantado con ellos, pero su maestro no... A ver si me acuerdo de recordar mañana que si escribimos con mayúsculas en internet, se sobreentiende que estamos gritando...
Curioso que los niños no se hayan quejado de las fotos y las niñas sí...

mjq dijo...

Las niñas siempre son mas presumidas.
Quiero agradecer a internet y a la UNED: el poder seguir haciendo cursos y estudiando, aunque sea desde un pueblo, a 75 km de cualquier ciudad.
Felicidades por el último nº del Correo de Cadalso por este año.

con Ka dijo...

Hola Mújol, aún me quedan algunos artículos por leer, pero creo que puedes estar tranquilo por el futuro del Correo (recuerdo un post anterior en el decías que la cosa no estaba muy clara...).
Tus alumnos han hecho un gran trabajo y seguro que esta experiencia dejará huella; a unos más, a otros menos, pero ahí quedará ;)
¡Felicidades!

Estilografic.blog dijo...

Mi más sincera enhorabuena por el trabajo, a tí y a los niños.

Saludos.

cat-a dijo...

los niños no saben que tienes un blog, bueno, no saben la dirección, yo no me he quejado de la fotooooooooo :o

Anadja dijo...

Por supuesto que el Correo de Cadalso va a dejar huella, y mucho más de lo que os imagináis. Dos amigos míos profes a quienes les hablé de esta experiencia, ya han puesto en marcha iniciativas parecidas en sus coles, en Santander y en Tenerife. Y yo creo que para los chicos será de las cosas importantes que uno recordará haber hecho en su infancia.
Por cierto papá, espero que estés de acuerdo con el copyleft porque te he fusilado esta entrada entera para el guión del reportaje, je, je. Ya sabes, cría cuervos...