13 de abril de 2012

Ser famoso

Aunque no os lo creáis, todo el rollo que soltaré ahora no tiene nada que ver con la televisión basura. Tiene que ver con mi trabajo, y con internet. De eso ha ido siempre este blog.

En alguna ocasión (desde luego, en más de una) he pedido aquí por favor ayuda para mis alumnos, los periodistas de El Correo de Rozas de Puerto Real. Vosotros, quiero decir, los lectores asiduos que no sois ni padres de mis alumnos, ni padres de mis ex-alumnos, ni alumnos, ni ex-alumnos, ni familiares, ni amigos, es decir, vosotros, queridos lectores, si es que existís, sabéis que cuando se os puede ver (es decir, cuando se os puede leer) es cuando se produce la verdadera satisfacción.

Pero, una vez más, nos sentimos solos. Creemos en nosotros mismos, o por lo menos lo intentamos. Siempre existe la posibilidad, aunque sea remota, de que haya un único lector, y que ese lector le diga a un amigo que conoce a un tío que es maestro en un pueblo que escribe en internet, y que ese se lo diga a otro. Los escritores sólo existimos si hay lectores, porque no sólo escribimos para no olvidar. También escribimos para que nos lean, cuanta más gente, mejor.

Un alumno del periódico (no pongo el link aquí porque creo que es mejor que hagáis el esfuerzo y leáis todos los artículos), ha escrito un artículo detallando con toda exactitud quienes somos los "comentaristas". La palabra, como tiene que ser, la ha usado el autor del artículo con toda propiedad. De comentarios, comentaristas (a ver quien dice lo contrario). Y somos cuatro gatos. Eso sí, nos gusta hacerlo, nadie nos obliga.

La utilidad, el objetivo, el fin, la meta, la aportación didáctica de usar la idea de un blog para animar a escribir (es decir, a leer) a un niño de Primaria, era que sintiera el placer de escribir, porque uno aprende mucho mejor si disfruta aprendiendo. (Por poner un ejemplo, cuando aprendí a programar en Hypercard, aquel programa de Bill Atkinson). Si eres maestro, y tienes una herramienta así, es como darle una motosierra a un leñador con hacha. Por eso lo hice por primera vez, y por eso lo seguimos haciendo.

No lo hacemos por vosotros, queridos lectores. No lo hacemos por ser famosos. Lo hacemos porque nos gusta.

No obstante, si tenéis un ratito...

3 comentarios:

oscar dijo...

Sólo hay algo mejor que leer: escribir.

geminisdespechada dijo...

el caso es que me gustaría comentar más, porque os leo, pero allí no tengo la opción de comentar como 'anónimo' como aquí, y no quiero explicar a los niños que es eso de géminisdespechada.. podrías poner la opción?

Mújol dijo...

Creo que es mejor no permitir los anónimos a los niños, pero te agradezco el interés, géminis. Gracias por leernos (a los niños y a mí).